El Monstruo de las Txuletas

Por Borja Zubiaurre y su equipo

Manifiesto Iruki: una nueva era para el vacuno mayor

El Monstruo de las Txuletas

Por Borja Zubiaurre y su equipo

Jose Luis Etxarri y Borja Zubiaurre haciendose DryAged por el Buey

Una forma de vida

Fuego sagrado. Parrilla telúrica y vasca. Vacuno mayor, siempre del mejor. Familia, amigos, distensión y diversión. Humea el asado. Fragante. Que fluya el vino, la cerveza y la camaradería. Y que atrone el rock and roll. Esto es Iruki, artesanos del vacuno mayor, donde se tienen las cosas meridianamente claras. La pareja que forman José Luis Etxarri y Borja Zubiaurre eclosiona en el sector cárnico con una impronta innegociable, un estilo propio muy marcado y una ambición fundamentada siempre en ofrecer la mayor calidad. Carniceros de estirpe con amplia experiencia en su hoja de servicios, siempre inquietos en cuanto brindar vanguardia, la dupla aúna la tradición y la audacia, el compromiso del día de hoy con la visión profética, el horizonte mucho más allá del caserío y el txotx. Bienvenidos al Club de la Txuleta. De todos y para todos. Nuestro color corporativo es el amarillo, el color de los que van a contracorriente, de los que no siguen modas ni dictados, el tono cromático de los rebeldes y de los que se atreven. Este es el manifiesto de Iruki.

Con su personalidad transparente, José Luis supone el aplomo y la mesura, la experiencia y la rectitud; Borja, siempre directo, aporta la frescura, el fogonazo chispeante, siempre el paso más allá. La conjunción funciona como un reloj suizo en su nave a las afueras de Donosti. De allí cuelgan algunas de las mejores canales de Europa, porque cual detectives, buscan y encuentran allá donde pazcan las mejores reses de Europa con el propósito de desmitificar localizaciones sin linaje agropecuario. Miles de kilómetros les avalan. En el plano doméstico Iruki trabaja la vaca rubia gallega, pirenaica vasca y frisona, y los bueyes alistanos sanabreses de Castilla, los berrendos andaluces, y como no los estupendos “rubios gallegos”… Todo con sentido y con un concepto de la trazabilidad extrema. Se sabe qué pastan sus reses, cómo se comportan, qué paisajes han pasado por su enormes ojos.

 

Pioneros en la raza autóctona vasca

Y hay más escenarios. Desde Iruki se pretende hacer virar el radio de acción del vacuno mayor de Galicia hasta los parajes de Euskadi. Aquí fomentan y comercializan la raza vasca pirenaica como nunca antes se ha hecho en este país. Pioneros pues, ya demuestran las virtudes y bondades de esta estirpe bóvida que hace unas décadas caminaba por el funambulo de la extinción. De carnes suaves, engrasada, profundas…, que aparejan todo el sabor de los abruptos parajes donde moran. Expertos en maduraciones y dry aged, Iruki surte a grandes asadores de toda la geografía y ya exportan fuera algunos de sus mejores cortes (txuletón, entrecot, solomillos, tomahawk, entrecula, otros secretos…).

 

Nueva manera de comunicar

En un sector repletito de mitos y medias verdades, desde Iruki se quiere hacer llegar tanto al cliente, al ganadero, al proveedor como al lector interesado en este apasionante ámbito un mensaje diáfano, siendo didácticos y cercanos. A partir de ahora encontrarán en este blog manuales, guías, pistas, reportajes y otros debates acerca del maravilloso y a veces controvertido mundo de las carnes rojas. Sin tabúes. Sin filtros. Sin ambages. Se comunicará desde la autoridad que les da ser expertos en la sastrería del cuchillo y de la res abierta sobre el fuego hipnótico, tan purificador. Iruki significa en euskera “cosa de tres”. José Luis y Borja han confluido para conformar dos lados de este triángulo. Nace una nueva manera de comunicar, quiénes somos y quiénes nos acompañan. Todos somos Iruki. Hoy el lado que completa esta santa trinidad de vacuno mayor, el que dota de sentido a toda esta ecuación, lo traza el cliente.

Visualizaciones: 69