El Monstruo de las Txuletas

Por Borja Zubiaurre y su equipo

Seis uvas Garnacha que maridan de cine con tu asado

El Monstruo de las Txuletas

Por Borja Zubiaurre y su equipo

Sección «Nuestros Maridajes» en el Blog «El Monstruo de las Txuletas»

La garnacha es una chupa de cuero, un derrape de moto, un fundamento, una pulsión, un hombre/mujer salvaje que te arrebata de madrugada y te conduce al mar. O a un desierto. Y tú sigues a ciegas. La garnacha tiene sus reglas, su verdad, su honestidad brutal. Dicen que está de moda, cuando realmente es una variedad de uva que nunca se marchó porque siempre estuvo ahí. Juran que proviene de Aragón y aledaños, y sus variaciones son tinta, gris, tintorera, blanca y peluda (hay más). La garnacha muestra una potencia, una exuberancia y una autenticidad que provocan que en su envite con el asado la conjunción resulte magnífica. Apostamos por estas seis bellezas, de diferente denominaciones de origen, para que usted las armonice en el fuego como mejor le convenga. ¡Arriba esa parrilla, arribas esas garnachas!

RUBERTE TRESOR: ZARAGOZA TAMBIÉN EXISTE

D.O. CAMPO DE BORJA. Capa violácea rojo picota, con una fruta brutal de mora y arándanos. Procede de un viñedo de 3,70 hectáreas de más de 10 años y ha tenido una crianza de tres meses en barricas de roble francés. Es el exponente de los bien que trabaja esta variedad la denominación aragonesa. En nariz se expresa intenso, limpio, con aromas licorosos, ahumados, hojarasca, notas de café y toffe, recuerdos de regaliz con notas anisadas, perfecto para unas txuletas o unas hamburguesas de falda. Cómo no, es carnoso y sabroso en boca, con taninos pulidos y nada acentuados, donde descollan su acidez y sus puntas cítricas. De colofón persistente ha alcanzado su momento óptimo de consumo esta referencia de la cosecha de 2013 del zaragozano Grupo Ruberte.

EL HOMBRE BALA: AROMA SERRANO

D.O. VINOS DE MADRID.- Los garnachistas de pro sitúan como nadie la sierra de Gredos (esa maravilla entre Cáceres, Toledo, Salamanca, Ávila…) y también los vinos de Madrid, vivero de nuevos viñadores que están haciendo las cosas estupendamente. Sin duda este vino proyecta la cara más amable y madura de una garnacha detallada a fondo.
Todo un best-seller esta obra de Comando G
(referencia generacional en plan «yo fui a EGB») y Uvas Felices.
Las viñas se ubican en Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Rozas de Puerto Real. Visualmente presenta color rojo cereza rubí con borde teja. Buena intensidad y franqueza en nariz, no exentas de complejidad. Presenta aromas de fruta madura, florales, muy ahumados, tostados y una mineralidad que evoca suelos de pizarra. En boca es equilibrado, sabroso, maduro, envolvente, aromático, sedoso y fluido en el paso, con recuerdos de fresa ácida y un final glorioso. Ha permanecido 10 meses en barricas de roble francés. ¿No apetece una buen entrecot y unas carcajadas en grupo?

BOTAS DE BARRO: EMBARRADOS DE SABOR

D.O. ALMANSA.- En la contraetiqueta se preguntan sus elaboradores ¿cuántas botas se han malgastado para hacer este vino? Han debido ser muchas porque esta garnacha tintorera albaceteña está espectacular y genuina.  Procede de viñedos en vaso, en pie franco. No cuenta con riego. Se trata de viejas con un edad mínima de 30 años de la bodega Botas de Barro. Un suelo tan yermo solo podía dar una concentración de color tan intensa. Paisajes a 900 metros y diferencia térmica entre el día y la noche muy drástica. Así sale lo que sale. Notas a vainilla, tabaco, asalvajadas… Un vino auténtico, sensacional, sabrosísimo, maduro y redondo, que se alía de maravilla con fuegos y pandillas.

 

ANAYON PARCELA 81: ALTA EXPRESIÓN

D.O. CARIÑENA.-  Este Anayón Parcela 81 viene de cepas de Paraje de Calares, Tosos y es uno de los vinazos de Grandes Vinos. Una garnacha expresiva, esplendorosa, que denota todo lo genuino de Cariñena y que se percibe su vinificación y su terroir desde el primer sorbo. Viñas en vaso A 680 metros de altitud y tres meses de roble en su haber. Vale, este no es monovarietal porque también integra macabeo y cariñena, pero es tan magnífico, tan largo, tan bien estructurado que debía estar en esta selección.
Échale la carne que quieras que te pide más. Antológico.

GARNACHA FOSCA DEL PRIORAT: ESA REGIÓN SUBLIME…

D.O.PRIORAT. El Priorat, por tantas razones y por tantos gurús como Álvaro Palacios, es una de los espejos donde se miran otras denominaciones de origen. La Garnacha Fosca del Priorat es un vino que aúna perfectamente la mineralidad típica de los vinos del Priorat (esa licorella) con una fruta fresca y sabrosa, cuyo resultado es un vino complejo, rico y con una pegada de no te menees. Forma parte del Proyecto Garnachas de España. Un vino que ya cuenta con una nutrida comunidad de fieles… para una parrillada inenarrable. Cualquier nota de cata sugiere que te lo tomes con caza, quesos, risottos,todo lo que pongas a la brasa de vacuno mayor y, sobre todo, un buey del tamaño de un diplodocus. 

GARNACHA CENTENARIA: LA FUERZA DEL TIEMPO.

D.O. CAMPO DE BORJA. ¿Quién dijo que la garnacha no tiene poder de guarda? Hace poco probamos una de 1967 una veteranísima rareza elaborada entonces por Cariñeña de Grandes Vinos y Viñedos S.A. Esta última apuesta surge en las estribaciones del Moncayo, de cepas que superan el siglo de antigüedad. Procede de dos viñedos propios de la bodega, Monte Alto y La Sarda, plantados sobre suelos de pizarras y terrazas. Esta referencia de Coto de Hayas, de Bodegas Aragonesas, posee un aroma frutal y floral muy limpio y potente y un marcado carácter varietal con tonos leves tostados y apimentados. Para quizá saborear esos últimos cortes cuando todos están ya saciados, mientras conversamos  y vemos cómo sosegadamente el fuego se va extinguiendo y desarreglamos el mundo.

 

 

 

 

 

Visualizaciones: 135